Más sobre Pilates

Conoce la historia y beneficios

Empieza hoy a mejorar tu cuerpo, agenda una clase de prueba

¿En qué consiste?

Es un método de entrenamiento del cuerpo y la mente. Un sistema de acondicionamiento físico muy completo donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda hasta la periférica. Joseph Pilates lo denominó "contrología" o el “arte del control”, basado en una serie de ejercicios controlados que persiguen la adopción de buenas posturas, equilibrio entre cuerpo y mente, control preciso del cuerpo, reforzar los músculos débiles y aumentar la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda, consiguiendo un equilibrio muscular.

En cada sesión se estiran los músculos al tiempo que se fortalecen, evitando así el peligro de sobrecarga muscular, desgarros de tejidos o tirones en las articulaciones. a diferencia de otros métodos basado en aislar músculos y en trabajar cada zona del cuerpo por separado, en pilates se trabaja el cuerpo entero, integrando extremidades superiores e inferiores con el tronco.

Beneficios

En muy poco tiempo, con sólo semanas de entrenamiento notarás el beneficio que se deriva de su práctica, aumentando la fuerza, mejorando la energía, flexibilidad, beneficios a nivel físico y a nivel mental, propiciando:

  • Incrementar la fuerza muscular en general, la energía y elasticidad.
  • Desarrollar la conexión cuerpo-mente.
  • Incrementar la movilidad articular general.
  • Mejorar la postura y alineación corporal.
  • Reducir el riesgo de lesiones y prevenirlas.
  • Combatir el estrés mental y la fatiga física.
  • Mejorar y prevenir dolores lumbares.
  • Aportar flexibilidad y equilibrio.
  • Conseguir una figura más estilizada.
  • Complementar el entrenamiento deportivo.
  • Desarrollar todos los aspectos del bienestar físico: fuerza, flexibilidad, coordinación, velocidad, agilidad y resistencia.
  • Beneficios físicos y psíquicos que genera la respiración dirigida, ayudando a la concentración, la relajación y la liberación de tensiones

Principios

Los principios básicos del método pilates son concentración, respiración, centralización, control, precisión y fluidez de movimientos.

Concentración: durante la realización de los ejercicios es clave concentrase en el área del cuerpo que se está trabajando y en el movimiento y ejercicio, además ser conscientes de las interrelaciones entre los movimientos del cuerpo, para ello es fundamental visualizar los ejercicios, esforzándote por aislar uno o dos músculos y otras veces en coordinar multitud de ellos para que trabajen al mismo tiempo, consiguiendo conectar el cuerpo y la mente.

Control: este principio está íntimamente ligado al de concentración, los ejercicios se deben realizar lentos, coordinados y controlados, cada movimiento tiene una función específica y el control es esencial. Realizar el ejercicio sin movimientos bruscos, con el objetivo de favorecer un ejercicio más efectivo y evitar lesiones. El concepto de control en pilates se refiere a conectar la mente y el cuerpo para adquirir autentica consciencia de nuestro cuerpo y del ejercicio para no desbocarse y perder el control.

Precisión: este principio se centra mucho en calidad y no cantidad. La precisión en la ejecución de los movimientos es clave, concentrarse en realizar movimientos precisos y perfectos deriva del control exigido para realizarlos, se realizan pocas repeticiones pero esforzándonos por hacerlas correctamente. En pilates cada movimiento tiene un propósito y esto es vital para la ejecución correcta del ejercicio.

Respiración: la correcta respiración es clave en pilates y forma parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento. Una de las finalidades principales de Joseph al desarrollar su método consiste en lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación y aumentar la eficacia de la asimilación del oxigeno y de la capacidad respiratoria, para ello es absolutamente necesario respirar correctamente y llevar un ritmo de inhalaciones y espiraciones completas y adecuadas a la ejecución de los ejercicios ya que así se conseguirá expulsar el aire viciado del organismo y reabastecerlo de aire fresco logrando con ello revitalizar todo el sistema, además, una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y facilita la estabilización y la movilización de la columna vertebral y las extremidades.

Centralización: Joseph Pilates desarrolló su sistema en torno a la idea del "centro de energía" o "mansión del poder", el centro abdominal es el centro energético del cuerpo, todo movimiento se inicia desde el centro, debes realizar los movimientos como si te hubieses ceñido un corsé, hace los movimientos más seguros, esta conexión logra el equilibrio entre la musculatura del abdomen y la espalda y esta conexión equilibra el resto del cuerpo.

Fluidez de movimiento: el cuerpo humano es un cúmulo de energías que fluyen por él constantemente. El método pilates sigue las corrientes de algunas disciplinas como el tai chi defendiendo que los movimientos y ejercicios han de realizarse de forma lenta y continua, durante la práctica del método es clave realizar los ejercicios con fluidez, de modo no muy rápido ni muy lento, de tal manera que durante las sesiones, unos ejercicios conducen a otros de forma encadenada, evitando rupturas o cambios bruscos, en pilates no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo.

Historia

El método pilates fue desarrollado en el siglo XX por un Alemán llamado Joseph Pilates, en su infancia Pilates fue un niño muy enfermizo, sufrió de raquitismo y otras dolencias y creció con la fuerte determinación de fortalecer su débil cuerpo.

Su interés por el cuerpo humano aumentó durante la primera guerra mundial, donde sirvió como oficial y trató a pacientes que no podían moverse, en este período desarrolló un método de ejercicios para mejorar el estado de salud de otros internos mediante la utilización de camas con un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar la musculatura.

Al finalizar la guerra, Pilates se fue a estados unidos y abrió un centro de fitness en Nueva York, muy pronto sus beneficiosas técnicas atrajeron a personas ricas e influyentes y empezó su popularidad. Pilates continuó perfeccionando y desarrollando su método hasta el final de sus días, tras su muerte en 1967 su esposa clara se hizo cargo del centro hasta su fallecimiento diez años después.

Este  método es de gran efectividad y sus principales fundamentos son cuatro: una respiración profunda, una postura centrada, movimientos suaves y fluidos y una concentración mental adecuada.

En sus inicios fue llamado contrología por el propio Pilates, ya que el método recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, buscando en todo momento el equilibrio y unidad entre ambos.

El método comprendía originalmente 34 movimientos, pero con el transcurso de los años practicantes e instructores de todas partes han aportado a esta poderosa técnica sus propias variaciones, es por esto que no puede hablarse de un método pilates único.

Durante las décadas, la gente ha ido incorporando sus propias ideas e innovaciones al método y por lo tanto, su práctica ha ido evolucionando de forma paulatina.

Hoy en día el método cuenta con más de 300 ejercicios, así como modificaciones de los ejercicios originales, sin embargo, todos ellos se ajustan de forma esencial al sistema original.

Por este motivo el método pilates es hoy una de las gimnasias más populares en gran parte del mundo, apto para todo público, fácil de realizar y sobre todo, muy efectivo a la hora de mantener el cuerpo y la mente sanos en perfecta armonía.

Contacto

Ponte en contacto con nosotros
(33) 3627-8464
(33) 3171-7747
Aquí pide tu clase de prueba sin costo